Real Betis Balompié

El Real Betis Balompié asimismo conocido como Betis Balompié o bien sencillamente Betis, es una entidad polideportiva con sede en Sevilla, España. Fue establecida en el mes de septiembre de mil novecientos ocho para la práctica del futbol —aunque sus orígenes datan de mil novecientos siete y de esta manera consta como data fundacional por el propio club—, y oficialmente registrada el 1 de febrero de mil novecientos nueve. Leer Más

Su entidad jurídica es la de sociedad anónima deportiva, y hoy día disputa la Primera División de España, máxima competición a nivel de clubes en España. En ella, su mayor registro es el de haber logrado proclamarse campeón en una ocasión, que se aúna a los 2 títulos de Copa del Rey siendo uno de los únicos 9 equipos del país que han logrado proclamarse campeones de los dos campeonatos. Además de esto resaltan entre sus actuaciones en el torneo de liga las producidas en las temporadas mil novecientos noventa y seis-noventa y siete y mil novecientos treinta y cuatro-treinta y cinco donde logró efectuar las mejores temporadas de un equipo andaluz en lo que se refiere a registros estadísticos.

Dichos cómputos le han llevado a disputar competiciones internacionales en diez ocasiones. Una de la Champions League —máximo campeonato a nivel de clubes en el viejo continente—, 7 de la Copa de la UEFA/Liga Europa, y 2 de la extinta Recopa de Europa. A ellas se aúnan otras en las asimismo extintas Copa de Urbes en Feria y la Copa Ibérica, siendo uno de los clubes españoles que más veces ha competido en Europa.

Real Betis Balompié consiguió situarse en el vigésimo puesto en el top-veinticinco de la clasificación de clubes del planeta elaborada por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFFHS) en el año mil novecientos noventa y cinco, mil novecientos noventa y siete, y dos mil cinco, como su ranking más alto en su historia.

Real Betis Balompié tiene una de las aficiones más reconocidas de España conforme resultados del barómetro de Junio de dos mil catorce del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el que un tres,4 por ciento de los entrevistados reconoce ser seguidor del club de Heliópolis, situándolo así entre los 6 equipos que más seguimiento amontonan en territorio nacional, con escasísima diferencia respecto al Valencia Club de Futbol (tres,5 por ciento ) y el Athletic Club (tres,6 por ciento ), y tresdoblando el número de simpatizantes del otro equipo de la capital hispalense (uno con uno por ciento ). Del mismo modo, conforme el barómetro del CIS, el Real Betis Balompié es el segundo equipo de muchos españoles, ocupando la cuarta situación con respecto a la simpatía sentida cara algún otro equipo aparte del primordial.

Real Betis Balompié tiene quinientos trece peñas repartidas por todo el planeta —el cuarto club de España que más tiene, siendo solamente sesenta las pertenecientes a Sevilla—, y cuenta con más o menos cuarenta cero asociados. Disputa el derbi hispalense contra el Sevilla F.C., con el que sostiene una gran rivalidad histórica desde sus comienzos en los años mil novecientos diez, por ser 2 equipos de exactamente la misma urbe.

Si bien es más conocido por sus equipos de futbol masculino, cuenta con categorías femeninas y con secciones deportivas en futbol sala.

Historia

Antecedentes y fundación

Andalucía fue una de las zonas de España donde nació el foot-ball. Fue específicamente en mil ochocientos ochenta y cuatro cuando se cree nace la primera sociedad con una sección dedicada en exclusiva al futbol en el país, cuando la Sociedad de Juego de Pelota —después Club de Recreo o bien Recreation Club—, se forjó.

Entre ese periodo y mil novecientos cinco el futbol en Sevilla tuvo prácticamente una nula influencia hasta el nacimiento del Sevilla Foot-Ball Club, que en ausencia de contrincantes tuvo un lento desarrollo hasta el año mil novecientos ocho, data en la que se formó una nueva sociedad dedicada al foot-ball, un deporte llamado de este modo en la temporada siendo un deporte llegado desde Inglaterra.

Dos años ya antes comenzaron a reunirse de forma poco organizada y practicar este deporte un entusiasta conjunto de estudiantes de la Academia Politécnica de Sevilla. Tras esos inicios de mil novecientos seis, semeja que decidieron dar unos primeros pasos para la conformación del equipo en mil novecientos siete —tomada como data fundacional por el club desde entonces— si bien no fue hasta tras la primavera de mil novecientos ocho cuando promovidos por las celebraciones en la urbe de una celebración de clase patriótica llamada «España en Sevilla» —en la que se memora el Centenario de la Independencia de España de Francia— nació su pretensión de formalizar legalmente su situación.
Poco más tarde, desconociéndose la data precisa, se formó el España Real Betis Balompié, tomando su denominación del convocado acontecimiento que diera origen al club y de la recomendación del cronista. Nacía de este modo a efectos legales una de las denominaciones más históricas y peculiaridades del futbol de España, aunque semeja que ya venían practicando este deporte desde hace un tiempo.

Entre los miembros había muchos conjuntos de hermanos: los Preciosa, Wesolowski, Castillo, Cáscales y Gutiérrez, al paso que fue Alfonso del Castillo Ochoa, el que quedó constituido como el primer presidente de la nueva entidad. El resto de la primera directiva del club quedó establecida de la próxima manera: Roberto Vicente, vicepresidente; Juan del Castillo Ochoa, tesorero; Vicente Peris, secretario; Salvador Morales, vicesecretario; y José Sequeiro, Jacinto Wesolowski, Gabriel Vadillo, Edmundo Wesolowski y Antonio Gutiérrez, vocales.

La sede social se situó en la calle Alfonso XII,[n 3] al tiempo que el nombre escogido por el conjunto de jóvenes en honor a las citadas celebraciones del centenario de la independencia, y con el que pretendieron eludir la expresión inglesa foot-ball, que terminó por transformarse en su señal de identidad.

Quedó además reflejado el uniforme a emplear para sus encuentros, estando compuesto de una camisa celeste con pantalón blanco como uniforme —representativos de la infantería—, aparte de estar este representado con un escudo circular con los tonos de la bandera nacional. En alguna ocasión se les apreció asimismo invirtiendo estos colores como un uniforme alternativo.

De esta manera se sostuvo a lo largo de sus primeros meses hasta el momento en que reguló su situación que acarreó el primer cambio en su denominación.