Olimpique de Marsella

El Olympique de Marsella (Olympique de Marseille en francés; Olimpic de Marselha en occitano), en ocasiones llamado por su acrónimo “OM” en Francia, o bien solo Olympique o bien sencillamente el Marsella en los países hispanohablantes, es un club de futbol francés, de la urbe de Marsella en Bocas del Ródano. Fue fundado en mil ochocientos noventa y nueve por René Dufaure de Montmirail y juega en la Ligue 1 francesa. Leer Más

El club juega sus partidos de local en el Stade Vélodrome desde mil novecientos treinta y ocho, y emplea uniforme blanco con vivos azules. Desde los años noventa, su contrincante es el París Saint-Germain, con quien se encara en el Classique. Otro enfrentamiento recién señalado es el Choc des Olympiques, que disputa en frente de Olympique de Lyon. Los contrincantes históricos del Marsella son entidades más viejas como l’AS Saint-Étienne y el Girondins de Burdeos.

Olympique de Marsella es el club más popular de Francia y uno de los más triunfantes en el planeta. Su palmarés cuenta con treinta y cuatro títulos: diez títulos de Ligue 1 (1 Principiante), dos títulos de Ligue dos, diez Copas de Francia, tres Copas de la Liga, 1 Copa Hables Drago, 1 Copa Gambardella, tres Supercopa Francesa, dos Copa Intertoto de la UEFA y 1 Liga de Vencedores de la UEFA lograda en mil novecientos noventa y tres.

Historia

1999-1920: Nacimiento y primeras conquistas locales

Oficialmente, René Dufaure de Montmirail creó el Olympique de Marsella en agosto de mil ochocientos noventa y nueve. La entidad salió de la fusión del Football Club de Marsella quien le dio su leimotiv “Droit au but” (Directo al tanto) y del club de esgrima, L’Épée. Como club olímpico, el Marsella era una entidad polideportiva en sus comienzos, con la sección de rugby como disciplina mayor. Hoy día, quedan la sección de futbol, una sección de atletismo y una de yudo.

En mil novecientos tres, Olympique de Marsella es por vez primera vencedor del Littoral. Ese año participò por vez primera en el torneo nacional francés USFSA (Unión de las Sociedades Francesas de Deportes Atléticos).

Años 1920: Primeras victorias nacionales

En los años mil novecientos veinte, el Olympique de Marsella comienza a ser conocido a nivel nacional. Con el FC Sète, fue uno de los primeros equipos franceses en tener una política de contratación de jugadores. En mil novecientos veinticuatro, las 2 instituciones se hallan por vez primera en la final de la Copa de Francia. Fue asimismo el Marsella, el primer equipo en percibir la copa de las manos del Presidente francés de esa temporada. El mil novecientos veintinueve, el Olympique de Marsella fue por vez primera vencedor nacional de Francia, 3 años ya antes de la creación del torneo profesional de futbol francés en mil novecientos treinta y dos.

Años 1930: Llegada en el planeta profesional

Olympique de Marsella acabó su primer torneo profesional en la segunda situación. Debió aguardar hasta el año mil novecientos treinta y siete para ser por vez primera vencedor nacional francés. En este año se efectuó la inauguración del nuevo estadio de la urbe de Marsella, el Vélodrome, construido para percibir los partidos de la Copa del Planeta de mil novecientos treinta y ocho.

Años 1940 y 1950: del nivel más alto al primer descenso

Pese a la Segunda Guerra Mundial que estaba comenzando, el futbol proseguía en Francia y el Olympique era uno de los equipos fuertes de la disciplina en el país; cuatro copas de Francia y un título nacional estaban en el guardarropa de trofeos de la corporación marsellesa.

Los años mil novecientos cuarenta y tres y mil novecientos cuarenta y ocho vieron a los marselleses ganar una copa de Francia y un nuevo título de vencedor nacional.

4 años después de su último título, el Olympique de Marsella escapa a su primer descenso, cosa que ocurrió en mil novecientos cincuenta y nueve (El Olympique de Marsella fue el último equipo de los creadores de la liga profesional francesa en conocer el descenso). A pesares ascender por año siguiente, el Marsella volvió a segunda división y continuó allá hasta el año de mil novecientos sesenta y cinco.

Años 1960 y 1970: renovación y retorno a la cima del futbol francés

Cuando llega el industrial marsellés Marcel Leclerc a su dirección, el Olympique atraviesa una de las peores temporadas de su historia. Leclerc adquirió el club en segunda división en mil novecientos sesenta y cinco y por año siguiente el Marsella volvió a la primera división francesa. En el año mil novecientos sesenta y nueve, frente al Girondins de Burdeos, el Marsella vence por séptima vez la copa de Francia. En mil novecientos setenta y uno y en mil novecientos setenta y dos, el Olympique va a ser vencedor de Francia por tercera y cuarta vez. En mil novecientos setenta y dos, conquistó asimismo su octava copa de Francia.

Tras la salida de Marcel Leclerc y del cuarto título de vencedor, el club marsellés bajó nivel, pese a una nueva copa de Francia en mil novecientos setenta y seis. A principios de los años mil novecientos ochenta, el Marsella volvió a la segunda división, comenzando una nueva crisis, hasta el ascenso en mil novecientos ochenta y cinco y la llegada de Bernard Tapie el año siguiente.

Años 1986 hasta 1994: el enorme Olympique, del triunfo europeo cara los avernos

En mil novecientos ochenta y seis llegó a la dirección del club un empresario joven, Bernard Tapie, con la ambición de ganar por vez primera una copa europea con un equipo francés. Después de un par de años sin título (pese a la adquisición de grandes jugadores franceses como Jean-Pierre Papin o bien Alain Giresse, y también internacionales como Karl-Heinz Förster o bien Klaus Allofs) el Olympique ganó su quinto título de vencedor y su décima copa de Francia en el año mil novecientos ochenta y nueve. El título de vencedor fue el primero de cuatro títulos sucesivos, hasta el triunfo en la final de la Liga de Vencedores de la UEFA del año mil novecientos noventa y tres. En esa temporada, ciertos más grandes personajes del futbol pasaron por el Marsella, incluyendo a Enzo Francescoli, Eric Cantona, Dragan Stojkovic, Rudi Völler o bien Alen Boksic.

El Olympique de Marsella ganó la Liga de Vencedores de la UEFA al poderoso AC Milan en mil novecientos noventa y tres, tras perder la final por penaltis un par de años ya antes. Poco después el Olympique se vio implicado en un escándalo de amaños (el club adquirió el partido frente al Valenciennes la semana precedente a la final para tener la garantía de que ningún jugador fuera herido), con lo que fue sancionado con la pérdida del título de vencedor nacional de mil novecientos noventa y tres, la prohibición de jugar competiciones europeas y un descenso a la Segunda división francesa. No obstante, el equipo sostuvo el título de vencedor europeo y es aún festejado por los entusiastas del Olympique con el leimotiv À jamais les premiers (“los primeros por siempre”). En el mil novecientos noventa y cinco, Tapie se fue, dejando al club de nuevo al filo de la desaparición, hasta la llegada de un nuevo empresario francés, Robert Louis-Dreyfus, renombrado por haber comprado asimismo la firma Adidas.
mil novecientos noventa y seis – 2016: Llegada de Robert Louis-Dreyfus

Después de la salida de Tapie, las próximas temporadas se caracterizaron por una enorme inestabilidad y un nuevo descenso administrativo a la segunda división francesa.

El equipo retornó a la elite a fines de los años noventa con Rolland Courbis y jugadores como Laurent Blanc o bien Robert Pirès, después de su adquiere por el millonario Robert Louis-Dreyfus, con 2 subcampeonatos de la Ligue 1 y de la Copa de la UEFA en mil novecientos noventa y nueve.

Desde dos mil dos, con Alain Perrin como adiestrador y el fichaje Didier Drogba, el Marsella volvió a estabilizarse y competir por las situaciones nobles de la Liga francesa. En dos mil cinco, tras perder 2 finales de la Copa de la UEFA en los años precedentes, el Marsella vence al Deportivo de A Coruña en la Copa Intertoto 0-dos de ida y cinco-1 en la vuelta, en global cinco-tres. Un año después, en dos mil seis vuelve a ganar la Copa Intertoto, para de esta forma sumar dos en su lista de copas internacionales, venciendo al FC Dnipro Dnipropetrovsk 0-0 de ida y dos-dos de vuelta, con lo que el Olympique se proclamó vencedor por la regla del tanto de visitante. Curiosamente, el trofeo de la Intertoto le fue entregado al Newcastle United, en tanto que de los once ganadores de la Intertoto, fue el que más lejos llegó en la Liga Europea de la UEFA. En cambio, se perdieron 2 finales de la Copa de Francia de forma sucesiva (dos mil cinco y dos mil seis).

Sus títulos más recientes son la Ligue 1 conseguida en dos mil diez y 3 Copas de la Liga sucesivas entre dos mil diez y dos mil doce, bajo la dirección de Didier Deschamps. En dos mil once, el equipo fue subcampeón de la Ligue 1. Élie Baup se encargó del equipo por año siguiente, cuando Deschamps se fue para adiestrar al equipo nacional de Francia, y llevó al equipo al subcampeonato en la Ligue 1 dos mil doce-trece. No obstante, si bien la próxima temporada empezó bien, una mala ráfaga en la Ligue 1 que conminaba con dejar al OM fuera de los puestos europeos y la supresión en la Liga de Vencedores sin sumar un solo punto supusieron su destitución a fines de año, siendo reemplazado por José Anigo hasta final de temporada. El cambio no tuvo el efecto aguardado y el equipo se quedó fuera de las competiciones europeas.

En la época dos mil catorce-quince, Marcelo Bielsa dirigió al OM. En su primera temporada con el técnico rosarino, el Olympique terminó en la cuarta situación de la Ligue 1, pese a que el equipo marsellés estaba líder al final de la primera mitad de la liga. No obstante, en la época dos mil quince-dieciseis el equipo padeció una temporada para el olvido: Bielsa dimitió tras un solo partido, su substituto Míchel González no fue capaz de reactivar al Marsella y al final el adiestrador interino Franck Passi solo pudo conseguir la permanencia.

Desde 2016: Era Frank McCourt

El diecisiete de octubre de dos mil dieciseis, se anunció oficialmente la adquisición de la mayor parte de acciones del Olympique de Marsella por una parte del millonario estadounidense Frank McCourt, que se transformaba de esta manera en el nuevo dueño de la entidad. McCourt prometió efectuar un esencial desembolso de dinero para regresar a situar al club en la elite francesa y deportiva. Para esto, optó por contratar a Rudi García como nuevo adiestrador y a Andoni Zubizarreta como directivo deportivo.