Málaga CF

El Málaga CF es un club de futbol profesional de la urbe de España de Málaga. Milita en la Primera División de España (por razones de patrocinio, llamada Liga Santander) y su máximo accionista es el sheik catarí Abdullah ben Nasser Al Thani,siendo el primer jeque en transformarse en máximo accionista de un club de futbol de España. Leer Más

El equipo fundacional fue el Málaga Football Club que brotó a inicios de mil novecientos cuatro, pasando por fusiones y distintas denominaciones históricas como Fútbol Club Malagueño, Real Málaga Fútbol Club, Málaga Sport Club, Club Deportivo Malacitano, Club Deportivo Málaga y Club Atlético Malagueño. El Málaga, en su actual denominación Málaga CF , fue constituido como sociedad anónima deportiva el veintinueve de junio de 1994.El equipo filial del Málaga CF es el Atlético Malagueño, que en la actualidad milita en el conjunto IX de la Tercera División de España.

Los mejores instantes del malaguismo se desarrollan en las temporadas 1949/50, 1971/72, 1972/73, 1973/74, 1983/84, 2002/03, año en el que, tras ganar la Copa Intertoto, compitió en la Copa de la UEFA, y las temporadas 2011/12 y 2012/13, cuando consiguió el pase y disputó por vez primera la Liga de Vencedores de la UEFA, alcanzando la fase de cuartos del campeonato continental.

Historia

Málaga Football Club

El primer equipo de futbol y por consiguiente el club del que todos son herederos fue el Málaga Football Club fundado en los primeros meses de mil novecientos tres y ratificado en el Gobierno Civil. Los primordiales impulsores del club fueron, entre otros muchos, don Antonio López, afectuosamente apodado Mr. López por su británico aspecto, don Félix Pérez Montault, don Ernesto Rittwagen, don Enrique García de Toledo, que propugnaría la construcción del campo del Balneario del Carmen, y don Emilio Andersen Menasrd, que estuvo poco tiempo en activo como jugador, mas se hizo longevo como mecenas y seguidor, cuyos merecimientos fueron reconocidos siendo designado presidente de honor tanto del C.D. Malacitano como del C.D. Málaga.

El primer once del que se tiene perseverancia es el del equipo que se encaró a los tripulantes del trasantlántico inglés “Xarifa”, considerado como el primer partido ‘internacional’ del Málaga; aquellos jugadores fueron: Guille; García de Toledo, Benhard; Cañas, Antonio López, Castro; Salvador Arias, Rodríguez, Leonardo Campuzano, España Heredia y Manuel Arias. El Málaga se impuso con el voluminoso marcador de 8 tantos a favor contra 4.

Ya en mil novecientos nueve como Málaga F.C. se generó el primer desplazamiento para derrotar al club granadino Sierra Nevada por 3 tantos a cero. Mas hubo más excursiones. En Sevilla, el Málaga se estrenó en un campeonato frente al titular hispalense y al Cádiz. Formaban por el equipo malacitano Font como portero; Garrido y Minguet, defensas; Martínez González y Fernández en la media; y los hermanos León, Guillermo Álvarez, Wens y Quintana como delanteros.

En mil novecientos quince de una escisión del Football Club Malagueño, natural de mil novecientos doce, brota un segundo Málaga Football Club, y desde ese instante se produce una enorme rivalidad entre los dos equipos y aficiones, los malaguistas en frente de los malagueñistas.

El Malagueño F. C. termina por desaparecer, para dar cabida en mil novecientos veintitres a un nuevo Foot-ball Club Malagueño tras la fusión del Victoria Fútbol Club y el España Fútbol Club, disputando sus encuentros desde el en el Campo del Cristo de la Epidemia. El Málaga Fútbol Club se había trasladado un año ya antes a su nuevo campo estrenado el veintitres de agosto de mil novecientos veintidos en los Baños del Carmen. El contrincante en el partido inaugural fue el ‘Real España’ de Granada, y el Málaga Fútbol Club se impuso por once tantos a uno.

En la época 1924/25 el Málaga Fútbol Club logró su ascenso a la elite del futbol andaluz al vencer once a cero al Sparta de Sevilla. La plantilla con la que se estrenó el Málaga en la primera categoría regional estaba compuesta por los metas Hucha y Padín; los defensas Marmolejo, Alargo, Martínez, Rey y León; los medios Parras, Casado, Pardo, Martín, Robusto y Palomeque; y en la delantera Kustner, Pedrós, Vallerías, Corsi, Huelin, Núñez y Segovia. En mil novecientos veintisiete por gestiones llevadas por el presidente del club, el señor Larrazaga, se ofreció a S.M. Alfonso XIII la presidencia honorífica de la entidad, admitida por el monarca el once de agosto, con lo que el equipo pasó a llamarse Real Málaga. Dicha denominación perviviría hasta el momento en que contrariedades económicas insuperables, forzaron a los líderes del club a resurgir en la época 1930/31 bajo el nombre de Málaga Sport Club.

Como anécdota, a lo largo de la Feria de Málaga de mil novecientos treinta, el Fútbol Club Malagueño conseguiría 2 sonadas victorias sobre el Real Club Deportivo De España de Barcelona, los días dieciseis y diecisiete de agosto, cuando contaba el equipo catalán entre sus filas con el legendario Ricardo Zamora, que después sería adiestrador del C.D. Málaga a lo largo de su primera temporada en primera división. Y en mil novecientos treinta y uno derrotaría al Arenas de Guecho, que era uno de los equipos más señalados del balompié nacional, a lo largo del “Trofeo Municipio” por 5 tantos a 3.

Club Deportivo Malacitano

El veintidos de marzo de mil novecientos treinta y tres Fútbol Club Malagueño y Málaga SC convocaron a sus asociados, decidiendo estos su fusión en el que sería el Club Deportivo Malacitano, acordando asimismo apresurar la construcción del que había de ser nuevo campo, produciendo una sociedad de accionistas que aportaría los fondos precisos. En consecuencia, en la época 33/34, el Málaga Sport Club, con su suéter blanco y pantalón azul, desocupó Segalerva, donde frecuentemente festejaba sus encuentros, trasladándose a los Baños del Carmen, donde jugaba sus encuentros el FC Malagueño. El veintidos de mayo de mil novecientos treinta y tres en su debut en el Estadio de los Baños del Carmen, el Malacitano derrotó al Deportivo Alavés por 5 tantos a uno. La alineación del Malacitano la conformaron: Albarracín; Chales, Gamero; Parras, Val, Pequerull; Fernandito, Seijas, Puyol, Díaz y Berruezo.

El debut en Segunda División

El dieciocho de noviembre de mil novecientos treinta y cuatro el club conseguiría su primer ascenso a segunda división, dejando en la cuneta al Jerez, al Onuba y al Recreativo de Granada. La gesta se celebró el dos de diciembre de ese año frente al Levante, cuando el Malacitano lució por primera vez las galas de equipo de segunda. El once malacitano lo formaron: Albarracín, Patricio, Chales, Parras, Adorna, Huete, Meri, Tomasín, Fernández, Díaz-Moreno y Liz.

Otro récord para el Malacitano sería la consecución de 100 tantos en un ejercicio a lo largo de la época 1939/40.

López
Maciá
Arnau
González
Robles
Laborda
Azcue
Gamonal
Jimeno
Torres
Bazán
Once tipo en la época mil novecientos cuarenta y nueve-cincuenta, año del debut en Primera.

El cinco de mayo de mil novecientos cuarenta el Malacitano conquistó para el malaguismo el primer título. Ese día derrotó al equipo madrileño Agrupación Deportiva Ferroviaria por 5 tantos a 2, proclamándose vencedor de la Copa Presidente. Tan valiosa conquista la alcanzó imponiéndose en frente de equipos como el Club Atlético Osasuna, C.D. Sabadell o bien el Recreativo de Granada.

El C.D. Malacitano a lo largo de estos años luciría camiseta celeste con cuellos y puños blancos, y pantalón blanco, y tras la Guerra Civil, y debido a la escasez inmediata de tejidos, mutaría su vestimenta a camisola blanca y pantalón negro.

Club Deportivo Málaga

Si bien el trece de abril de mil novecientos cuarenta y uno se generó el primer partido en La Rosaleda en frente de la Ferroviaria a lo largo de la disputa del partido que los encaró en la Copa del Generalísimo, no sería hasta el catorce de septiembre cuando se realizaría la inauguración oficial del Estadio La Rosaleda. Ya antes el diecinueve de julio, el vicepresidente José Soriano Alba, planteó el cambio de denominación de Club Deportivo Malacitano a Club Deportivo Málaga.

En mil novecientos cuarenta y ocho, el C.D. Málaga adquiriría los derechos federativos al Club Deportivo Santurrón Tomás para transformarlo en su filial, bajo el nombre de Club Atlético Malagueño.

El debut en Primera División

En la época 1949/50, el Málaga CF ascendió por vez primera en su historia a Primera División. De la mano del presidente Miguel Navarro Nogueroles y el adiestrador Luis Urquiri, el club consiguió su ascenso en la última jornada de la época 1948/49, finalizando exactamente la misma en segunda situación solo tras el líder Real Sociedad, y merced a la positiva diferencia de tantos con el Granada CF, que continuó en Segunda División. Uno de los jugadores más notables fue el goleador Pedro Bazán, máximo anotador del equipo y de la categoría, y quién anteriormente había logrado hazañas como la de marcar nueve tantos en un mismo partido contra el Hércules CF.

En esta primera etapa en Primera División, el Málaga CF continuó por 2 temporadas sucesivas en la elite del futbol de España, con el mítico ex–jugador Ricardo Zamora ocupando el banquillo de La Rosaleda. El primer descenso a Segunda División vino al final de la época 1950/51, habiendo faltado solamente un punto para poder lograr la permanencia matemática en la categoría y viéndose obligado el equipo a disputar una liguilla en la que terminó en tercera situación, lo que no sirvió tampoco para sostener la categoría. En los años de manera inmediata siguientes, el Málaga CF logró 2 nuevos ascensos a Primera División en las temporadas 1951/52 y 1953/54, solo para hallar nuevos descensos a Segunda División al término de las temporadas 1952/53 y 1954/55, con estancias de una sola temporada en todas y cada una de estas 2 etapas en la elite.

Incluso de este modo, la época 1952/53, y cuya segunda vuelta fue dirigida en el banquillo por el insigne adiestrador argentino Helenio Herrera, fue remarcable por la histórica y voluminosa goleada que el Málaga CF logró endilgarle al Real la capital española en La Rosaleda, en un partido que acabó con el resultado de Málaga seis – Real la capital de España 0, y que hoy prosigue siendo el más extenso resultado que el club malaguista ha materializado en frente de este equipo. En aquella temporada, el Málaga CF asimismo consiguió imponerse a domicilio por vez primera al Club Atlético de la capital de España, que entonces jugaba en el viejo y desaparecido Estadio Metropolitano, en un partido que paradójicamente favoreció el cese de Helenio Herrera en el banquillo colchonero y siguiente fichaje del mismo por el Málaga.

Los siguientes no fueron años agraciados para el Málaga CF. En mil novecientos cincuenta y seis, la expedición malaguista padeció un accidente aéreo en el aeropuerto de Tenerife; a Dios gracias sin consequencias. Y en mil novecientos cincuenta y nueve, el club padeció un nuevo descenso a la Tercera División, 13 años tras haber emigrado de exactamente la misma por última vez. Fue entonces, a lo largo de la época 1959/60 cuando el C.A. Malagueño y C.D. Málaga se iban a hallar juntos en la Tercera División de España. Como filial el C.A. Malagueño debería haber sido descendido. Para eludir esto, apartaron los dos clubes en la Federación, pudiendo de esta forma eludir el descenso.

En mil novecientos sesenta y uno se festejó la I edición del Trofeo Internacional Costa del Sol, organizado por el C.D. Málaga, en cuya final se impuso el Athletic de Bilbao al Sevilla F.C. por 4 tantos a cero. Participaron asimismo en tal edición el equipo francés del Olimpique de Niza y el austriaco del S.C. Wiener Neustadt. El Málaga CF comenzó a disputar el campeonato veraniego desde la siguiente edición, en mil novecientos sesenta y dos, y logró su primer trofeo en mil novecientos sesenta y tres al imponerse al Real la capital de España por 2 tantos a uno. Para los apasionados malaguistas supuso la ocasión de ver a grandes equipos y a estrellas de categoría mundial jugando en La Rosaleda, como el S.L. Benfica de Eusébio en la edición de mil novecientos sesenta y seis o bien el Santurrones FC capitaneado por Pelé en mil novecientos sesenta y siete.