LaLiga

La Primera División de España, famosa como LaLiga o bien por motivos de patrocinio como LaLiga Santander, es la máxima categoría del sistema de Ligas de futbol de España. Empezó a disputarse en la época 1928-29 y desde ese momento se ha festejado sin interrupciones, con la salvedad del parón sufrido por la Guerra Civil de mil novecientos treinta y seis a mil novecientos treinta y nueve. Leer Más

LaLiga es considerada como la primera liga del planeta en relevancia conforme el ranking anual oficial de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFFHS), y ocupa ese sitio de forma sucesiva desde dos mil diez.

Durante su historia 9 clubes han resultado vencedores, siendo el Real Madrid Club de Futbol el equipo más distinguido con 32 torneos. F.C. Barcelona, el Club Atlético de Madrid, el Athletic Club, el Valencia Club de Futbol, la Real Sociedad de Futbol, el Real Betis Balompié, el Sevilla F.C. y el Real Club Deportivo de A Coruña completan el resto de torneos de las 85 temporadas del torneo.

El mayor número de puntos en una edición, con 100, fueron conseguidos en las temporadas dos mil once-doce por el Real Madrid C. F., consiguiendo asimismo el récord de tantos en una edición con ciento veintiuno. Un total de más de catorce ochocientos futbolistas —incluidos los pertenecientes a la Segunda División de España— han disputado algún partido en las competiciones ligueras profesionales de España durante su historia.

Historia

Antecedentes y primeros años
BASES FUNDACIONALES DEL CAMPEONATO DE LIGA

1.º El Torneo de España se disputará por supresión a doble partido. Van a acceder a él los vencedores regionales, los subcampeones y el tercer clasificado de Vizcaya, Cataluña, Guipúzcoa y Centro (serían en conjunto treinta y dos clubes).

2.º El Torneo de LaLiga se va a jugar a doble partido todos contra todos y a doble vuelta en 2 Divisiones. La Primera va a estar compuesta por diez clubs: los 6 vencedores de España, los 3 subcampeones y el campeón de un campeonato entre los diez equipos siguientes: Sevilla, Iberia, Alavés, Betis, Celta, Deportivo, Racing de Santander, Valencia, Real Oviedo y Sporting de Gijón. El campeonato va a ser por eliminatorias, con sorteo puro, a partido único y en campo neutral hasta proclamarse un vencedor.
tres.º Los 9 eliminados formarán la Segunda División con un décimo club que se clasificará entre todos los que se anoten con esa pretensión.

—Asamblea excepcional de la Federación De España. veintitres de noviembre de mil novecientos veintiocho. Madrid.

Con la asentación del profesionalismo en el futbol de España, se hizo precisa la creación de una competición a la altura de las nuevas demandas. Así es como brotan unos primeros intentos de crear un torneo de Liga a similitud del ya existente en Inglaterra. Esta primera experiencia de la época mil novecientos veintisiete-veintiocho, no llegó a fructificar debido a las discrepancias entre las federaciones regionales y los clubes —divididos entre los llamados «maximalistas» o bien más influyentes, y los «minimalistas»—. Así, la que había de ser la primera Liga De España de Foot-Ball profesional se extendió en 2 competiciones inacabadas: el Campeonato de Vencedores, y la Liga Máxima, sin poder solucionar las riñas hasta la época siguiente.

Tras numerosas asambleas, se llegó por último a un pacto para establecer el primer campeonato regular dividiéndolo en 2 categorías, el Torneo de Liga de Primera División y el de Segunda División. Para determinar qué equipos formarían una parte de la primera edición de la máxima categoría se determinó invitar a los 6 vencedores y 3 subcampeones que había tenido hasta ese momento el llamado Torneo de España, el Athletic Club, el Arenas Club de Guecho, el Real Madrid Foot-Ball Club, la Real Sociedad de Futbol como sucesora del Corredor Foot-Ball Club, el Foot-Ball Club Barcelona y el Real Unión Club, por un lado, y el Real Club Deportivo De España, el Athletic Club de Madrid y el Club Deportivo Europa por otra. El décimo equipo que completó el calendario fue el Real Santander Racing Club que salió de un campeonato clasificatorio anterior creado a efecto. El F. C. Barcelona se proclamó campeón de la competición tras quitarle el primer puesto al Real Madrid F. C. en la última jornada de un torneo dominado prácticamente en su totalidad por los madrileños, y en el que fueron los primeros líderes de la competición. Por el contrario, se estableció asimismo un sistema de promoción para determinar qué equipos ascendían o bien descendían de categoría, quedando actual desde ese momento.

Fue el Real Santander R. C. quien la disputó y le ganó la permanencia al Sevilla Foot-Ball Club, campeón de la Segunda División. Fue el barcelonés José Pitus Prat, miembro del Real Club Deportivo De España quien anotó el primer tanto de la historia, al paso que Alfonso Olaso del Athletic Club de Madrid fue quien anotó el primer tanto en propia puerta. El máximo anotador del torneo inicial fue el guipuzcoano Paco Bienzobas de la Real Sociedad de Foot-Ball al anotar diecisiete tantos en dieciocho partidos, siendo asimismo este el equipo menos goleado al encajar solamente dieciseis tantos en dieciocho encuentros.

El éxito de la primera temporada dio continuidad a la competición hasta el momento en que en la época mil novecientos treinta y cuatro-treinta y cinco, data en la que se amplió por vez primera el número de equipos, pasando a disputarse con 12 antes que fuera suspendida tras reventar la Guerra Civil De España en mil novecientos treinta y seis, para reiniciarse al concluir esta con exactamente los mismos equipos que estaban presentes ya antes de la interrupción. En ese intervalo anterior, solo el Real Betis Balompié en mil novecientos treinta y cinco logró reemplazar como vencedores al Athletic Club —con 3 títulos y ser el primer club en convalidar el título—, al Madrid Foot-Ball Club —con 2, de forma consecutiva— y al F. C. Barcelona —con uno—.

Tras el parón por el conflicto bélico se reiniciaron las competiciones deportivas en el país, y de esta forma lo hizo el torneo de liga. El Atlético-Aviación Club y el Valencia Club de Futbol ingresaron en el palmarés de vencedores antes que el Athletic Club bilbaino consiguiese su cuarto título y dominar el palmarés histórico. No obstante los vascos acusaron el periodo de la posguerra como otros muchos equipos, y a la época siguiente registró la peor actuación de un vencedor actual al terminar en décima situación y a solo 2 puntos de la eliminatoria de permanencia. De igual forma afectó a otros vencedores y el Real Madrid C. F. o bien el C. F. Barcelona estuvieron asimismo a puntito de descender, eludiendo asimismo la fase de permanencia en el caso de los madrileños y disputándola mas venciéndola los catalanes para confirmar su permanencia.

El Sevilla Club de Futbol ingresó asimismo en el conjunto de vencedores al vencer la edición de mil novecientos cuarenta y cinco-cuarenta y seis. Hasta dicha edición, se registraron 7 vencedores diferentes en 15 temporadas, dando vista de la igualdad del torneo. No obstante, desde ese momento comenzó a apreciarse un claro dominio del Real Madrid C. F., merced sobre todo a la llegada al club del jugador extranjero Alfredo Di Stéfano.

Inclusión de futbolistas extranjeros

La incorporación de jugadores extranjeros fue desde sus orígenes un tema discutido. En la primera edición del torneo se acordó que solo los jugadores foráneos que fueran profesionales y que estuvieran jugando un mínimo de un par de años en España podían jugar el torneo con lo que poquísimos, no más de 3 o bien 4, pudieron disputar esta primera liga. Fueron asentándose poquito a poco hasta el momento en que ya en el año mil novecientos cuarenta el futbol, del mismo modo que el resto de la sociedad, padeció lo que fue llamado como una “españolización”. Con la victoria del bando rebelado sobre el republicano trajo múltiples cambios en la vida del país. El futbol, de origen y terminología inglesa se vio perjudicado por la Orden del dieciseis de mayo de mil novecientos cuarenta del gobierno que instaba a la prohibición de escribir rótulos, muestras, anuncios, proclamas o bien el uso de palabras genéricos extranjeros o bien en otro idioma que no fuese el castellano. Informadas las federaciones y registros civiles, fue como dejaron de usarse términos como foot-ball, equipiers, off-side o bien goal al tiempo que se asentaron otros como balompié, futbol, club o bien defensa por refererir ciertos. Las denominaciones de los clubes, recensiones más patentes, fueron las más perjudicadas siendo extranjerismos y especialmente anglicismos.

Los tintes políticos del régimen en el futbol concedieron cierta libertad a ciertos clubes buscando un mayor reconocimiento internacional con el paso del tiempo. De este modo en Galicia o bien País Vasco se recobraron ciertas denominaciones históricas hasta el momento en que por último en mil novecientos setenta y dos se dejó la liberalización de términos, recobrando muchos su vieja denominación, y sosteniendo la presente otros muchos.

Fueron los primeros pasos que abocaron a que a inicios de los años mil novecientos cincuenta prosperase asimismo una negativa a la integración por la parte de los clubes de jugadores extranjeros, circunstancia tolerada desde el instante en que lo aprobara la Federación De España en mil novecientos cuarenta y siete. Aunque es verdad que de antemano hubo jugadores extranjeros, cabe destacar que fue anterior a la profesionalización del futbol de España y del establecimiento del torneo de liga. Tras él fueron pocos los incorporados —apenas un cuatro por ciento del total de jugadores— estando siempre y en todo momento en situaciones revisadas.

No obstante, tras una prohibición de la Delegación Nacional de Deportes, se comenzaron las movilizaciones para revertir la situación. Las federaciones regionales como representantes de los clubes de Primera División instaban nuevamente a la importación de jugadores extranjeros. Secundados por la Real Federación De España se creía convenían dichos personajes al desarrollo y prestigio del futbol de España. No obstante la idea contaba con opositores como el Atlético de Bilbao, el Sevilla Club de Futbol, el Club Atlético Osasuna, la Real Sociedad de Futbol y los representantes de la Federación Guipuzcoana y de la Federación Navarra creyendo repercutiría de forma negativa en el producto nacional y de las canteras, favoreciendo a la Copa de Europa, competición todavía discutida por ciertos clubes, más en la que otras federaciones internacionales y la UEFA sí dejaban que sus clubes contrataran jugadores extranjeros para su disputa.