Fiorentina

La Associazione Calcio Firenze Fiorentina, mejor famosa como Fiorentina, es una agrupación deportiva con sede en Florencia, Italia, en la zona de la Toscana. Fue fundada como un club de futbol el 29 de agosto de 1926 bajo el nombre de Associazione Calcio Firenze. Desaparecido en 2002 por una fuerte crisis financiera es refundado exactamente el mismo mes bajo el nombre de Fiorentina 1926 Florentia ya antes de adoptar su actual denominación en 2003. Leer Más

Participa en la máxima categoría de la Lega Nazionale Professionisti Serie A, la homónima Serie A de Italia, de forma ininterrumpida desde la época dos mil cuatro-cinco para un total de 76 temporadas, siendo el quinto equipo italiano con más presencias en la competición desde su instauración en mil novecientos veintinueve. Durante su historia ha conquistado 2 torneos de Liga o bien scudettos en las temporadas mil novecientos cincuenta y cinco-cincuenta y seis y mil novecientos sesenta y ocho-sesenta y nueve. Su palmarés nacional se completa con 6 torneos de Copa y una Supercopa, siendo una de las instituciones futbolísticas más esenciales y reconocidas en el país trasalpino.

Regido por la Federación Italiana de Futbol (FIGC) a nivel nacional, y por la UE de Asociaciones de Futbol (UEFA) y la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) —máximo organismo futbolístico— a escala internacional, la Antes de Cristo Fiorentina fue el primer equipo italiano en vencer en una competición organizada por la UEFA tras la obtención de la primera edición de la Recopa de Europa, siendo además de esto uno de los 13 clubes del viejo continente que ha disputado por lo menos una vez la final de las 3 primordiales competiciones organizadas por el máximo organismo europeo: la Copa de Europa, la Copa de la UEFA y la citada Recopa de Europa, manteniéndose este como el único trofeo internacional conseguido por el club.

Identificado por su color violeta —del que recibe el apodo de «viola» disputa sus encuentros como local desde mil novecientos treinta y uno en el Estadio Artemio Franchi —denominado en su fundación como Stadio Giovanni Berta—, el que cuenta con una capacidad aproximada de cuarenta y siete trescientos espectadores, el sexto de mayor capacidad de Italia. El circuito es considerado como una de las obras arquitectónicas más influyentes del racionalismo italiano y de la urbe, por su parte considerada como una de las grandes cunas del arte.

Historia

Antecedentes y primeros años

A pesar de que la data oficial de la fundación del club date del veintiseis de agosto de mil novecientos veintiseis, los orígenes de la Associazione Calcio Firenze se remontan años atrás. Es el veintiseis de mayo de mil ochocientos noventa y ocho cuando nacen estas raíces con la fundación del Florence Football Club, una asociación reservada solamente a aristócratas y en su mayor parte descendientes anglosajones residentes de la urbe. El club, constituido bajo las reglas inglesas del futbol asociación actual, fue el primero en la urbe en ser fundado bajo estas indicaciones en contraste a las del calcio florentino, presente ya en sus calles desde hacía siglos. Durante los años consecutivos se crearon y disolvieron multitud de asociaciones deportivas sin que ninguna de ellas consiguiese afianzarse en el campo nacional, caso asimismo del Florence F. C. o bien «equipo de los extranjeros» —sobrenombre por el que era conocido—, quien no obstante continuó en esencia al pasar sus miembros a ser parte de otros 2 clubes deportivos: el Palestra Ginnastica Liberas, fundado en mil novecientos doce, y el Club Sportivo Firenze, existente desde mil ochocientos setenta.

Por último estos 2 clubes se fusionaron para fundar la Associazione Calcio Firenze el veintiseis de agosto de mil novecientos veintiseis con la meta de instalarse en la elite del futbol del país. El club, encabezado por el marqués Luigi Ridolfi Vay da Verrazzano a lo largo de sus primera 15 temporadas, vestía una camisa formada por los tonos de sus 2 clubes precursores, mitad roja y mitad blanca.

Ya antes de adoptar oficialmente dichos colores como uniforme, el equipo vistió una camisa de tono colorado obscuro de forma provisional con la que disputó sus primeros partidos. El primer encuentro de la sociedad tuvo sitio el veinte de septiembre en frente de la Società Sportiva Signa. El encuentro, jugado en el Stadio Velodromo Liberas, concluyó con un resultado de 1-dos conveniente al equipo visitante. Apenas una semana después, el día veintinueve, disputó otro encuentro amistoso en frente de otra sociedad, empatando a 2 tantos contra la Associazione Calcio Sampierdarenese.

Tras haber disputado solamente 2 encuentros en frente de otros clubes en poco más de un mes desde su fundación, empezó a disputar la Primera División de Italia mil novecientos veintiseis-veintisiete, segunda categoría de Italia. El tres de octubre el club, que para entonces había alterado su denominación a la de Associazione Calcio Fiorentina y en la que adoptó oficialmente la camisa cuartelada rojiblanca, disputó su primer encuentro oficial en frente de la vecina Pisa Sporting Club y que concluyó con victoria de los fiorentinos por tres-1, firmando Rodolfo Volk el primer tanto de la historia de la entidad.

La Antes de Cristo Fiorentina, quien disputó el torneo bajo el nombre de Associazione Fiorentina del Calcio a pesar de estar registrada con el nombre precedente, protagonizó el primer caso de amaño en Italia con el llamado Caso Savoia Fiorentina. El acontencimiento, en el que el club napolitano se ofreció a perder a cambio de favores económicos para eludir su quiebra al unísono que los toscanos precisaban de esos puntos para acercarse al líder del torneo —el Football Club Liberty de Bari— y conseguir el ascenso a la División Nacional, fue descubierto días después y penalizado por la Federazione Italiana Giuoco Calcio – FIGC (Federación Italiana de Futbol). A pesar de que por último los fiorentinos no consiguieron el ascenso, una reestructuración del torneo italiano y el perdón federativo tras aceptar el amaño, fue promocionado por último así como otros 5 equipos a la primera categoría.

Para encarar su primera temporada en la máxima categoría del futbol italiano absorbió al Itala Football Club, hecho que no obstante no le sirvió para sostener la categoría finalizando último de su conjunto pasando desde ese momento a disputar la recién creada Serie B de la Lega Serie A tras una nueva reforma del torneo. Desde entonces cambió sus colores por el violeta y que todavía continúan hoy en día —aunque conforme ciertas fuentes o bien leyendas se atribuya esa tonalidad a un lavado imperfecto en las aguas del Arno de las flexibles rojiblancas de sus primeros años.. Luigi Ridolfi fue nuevamente el autor de un nuevo cambio en la que parecía una inestable sociedad.

«Los violas», como serían conocidos desde ese momento, integraron de nuevo la segunda categoría profesional italiana hasta mil novecientos treinta y uno. Como vencedores de la Serie B en el campaña mil novecientos treinta-treinta y uno, accedieron de nuevo a la máxima categoría del futbol italiano mas disputándola por vez primera bajo su denominación de Serie A. Su estreno se generó frente al Milan Football Club en un partido que concluyó con empate a un tanto y que marcaría el devenir de una trayectoria en la que los toscanos estrenaron como circuito para sus partidos locales el Stadio Artemio Franchi —entonces Stadio Giovanni Berta—. Un meritorio cuarto puesto final le situó desde ese momento como uno de los equipos más competitivos del país hasta el momento en que en mil novecientos treinta y cinco llegó su primer éxito resaltable al acceder a disputar su primera competición internacional, la Copa Mitropa o bien Copa de la Centro Europa, gracias a la hasta la data su mejor actuación en el torneo, un tercer puesto.

Notables avatares ya antes de la Guerra

Con contrataciones como la del vencedor mundial Pedro Petrone —conocido como «el artillero»— se transformó en uno de los más fuertes equipos italianos a inicios de los años treinta, para finiquitar accediendo a la citada competición, la primera disputada internacionalmente de clubes y en la data la única de carácter continental en Europa. El equipo Fiorentina cayó derrotado en los cuartos por los checoslovacos del Athletic Club Sparta —uno de los mejores equipos de Europa de la temporada conocido como el «Železná Sparta» (Sparta de hierro)—, al final vencedores de aquella edición, por un ocho-cuatro global en la eliminatoria. Una mala actuación en el partido de ida en el que perdieron por siete-1 hizo inútil su victoria por tres-1 en el partido de vuelta.

La supresión, sumada a la producida más tarde en la semifinal del torneo de Copa de mil novecientos treinta y seis, supuso un punto de cambio en la trayectoria del equipo empezando a llenar actuaciones más prudentes en el torneo liguero hasta perder la solera acumulada a lo largo de los años anteriores y que por último acabó con la pérdida de la categoría en la época mil novecientos treinta y siete-treinta y ocho. Tras un año regresó a la Serie A y a pesar de salvar agónicamente la categoría por una mejor diferencia de tantos fue la época en la que levantó su primer título, la Copa Italia de mil novecientos cuarenta tras unas actuaciones muy meritorias. Tras deshacerse de equipos como la Associazione Calcio Milano, la Società Sportiva Lazio o bien el Juventus venció por 1-0 al Associazione Calcio Génova mil ochocientos noventa y tres para transformarse en el undécimo equipo campeón de una competición oficial en el país.

Dichas buenas actuaciones estuvieron a puntito de ser secundadas por el torneo de liga la época siguiente tras concluir a 5 puntos del vencedor y reiterar en la tercera plaza como su mejor resultado hasta el momento en que dos años después las competiciones en el país tuvieron que ser suspendidas por causas bélicas impidiendo el asentamiento de la estabilidad en el club.

Un par de años se sostuvo suspendida la Liga por la Segunda Guerra Mundial, por 12 de la Copa, para reiniciarse la competición en mil novecientos cuarenta y cinco-cuarenta y seis bajo la denominación de Torneo de División Nacional Mixto en tanto que fue dividido en 2 conjuntos, uno formado por equipos del Norte de Italia (y todos de la Serie A), y otro por equipos del Centro-Sur (pertenecientes a la Serie A y B), motivo por el que esta temporada no aparece en ciertas fuentes como oficial. Tras salvar de nuevo in-extremis la categoría la época siguiente comenzó una nueva mejora que se vio asentada y acrecentada por la llegada a la presidencia de Enrico Befani.

La temporada gloriosa

Fiorentina, tras notables actuaciones en los primeros años de la nueva década, por último llegó el mayor éxito del club con el título de Liga en la edición de mil novecientos cincuenta y cinco-cincuenta y seis. El primer scudetto de la historia viola se consumó con una increíble participación en la que solamente registró una derrota, ya con el torneo decidido y en la última jornada de la competición. Una competición hasta ese momento dominada por los equipos del norte del país vieron como el equipo de Florencia lograba imponerse en un histórico torneo con una extensa ventaja sobre el resto. La estrella del equipo era entonces el extremo derecho brasileiro Júlio Botelho Julinho, quien ya había señalado en la Copa Mundial de Suiza mil novecientos cincuenta y cuatro. El ariete estuvo acompañado por grandes jugadores como Giuliano Sarti, Ardico Magnini, Sergio Cervato, Giuseppe Chiappella, Francesco Rosetta, Armando Segato, Miguel Montuori, Giuseppe Virgili, Guido Gratton o bien Maurilio Prini entre otros muchos, quienes marcarían hasta el instante la temporada más triunfante del club toscano bajo el mando de Fulvio Bernardini y la tradicional capacitación inglesa “WM”. Las goleadas a la Antes de Cristo Milan y el Juventus F. C. quedaron grabadas en la historia del club.