CD Leganés

El Club Deportivo Leganés es un club de futbol de España con sede social en CD Leganés, Comunidad de Madrid. Desde la época dos mil dieciseis-diecisiete compite en Primera División, máxima categoría nacional. Leer Más

Fue fundado en mil novecientos veintiocho y no resaltó a nivel nacional hasta la década de mil novecientos noventa, cuando consiguió su primer ascenso a Segunda División en la época mil novecientos noventa y dos-noventa y tres. Continuó en la categoría de plata a lo largo de once campañas sucesivas hasta su descenso en dos mil tres-cuatro. Tras una década en Segunda B, volvió a la Liga de Futbol Profesional en dos mil trece-catorce. Al término de la campaña dos mil quince-dieciseis concluyeron subcampeones de la fase regular, lo que supuso ascender a Primera División por vez primera en su historia.

Desde mil novecientos noventa y cinco está constituido como sociedad anónima deportiva.

Historia

Fundación

El presente CD Leganés fue fundado el veintitres de junio de mil novecientos veintiocho, con Félix Pérez de la Serna como primer presidente. La sociedad brotó sobre la base de una precedente, el Club Deportivo Once Leones, fundada en mil novecientos veintiseis y de carácter principiante. El primer campo de futbol fue un terreno prestado del circuito militar del Campo de Tiro, al paso que la primera equipación fue una camiseta azul y grana con pantalón blanco. Poco más tarde se anotó en la Federación Regional Centro (actual Real Federación de Futbol de Madrid) y se trasladó a un estadio propio, el campo del Camino de la Estación.

En la década de mil novecientos treinta pasó de la segunda a la máxima categoría regional, mas la reorganización del campeonato en mil novecientos treinta y cuatro motivó su retirada de la competición. Un par de años después cesó su actividad por la Guerra Civil de España y a lo largo de una década no la reanudó.

Competición en categorías semiprofesionales

La entidad se reconstituyó el cuatro de septiembre de mil novecientos cuarenta y seis, data de su inscripción en la Federación Castellana, y adoptó una equipación verde con pantalón blanco. Poco después se pasó al uniforme tradicional: camiseta blanquiazul a listas verticales. En su regreso a la competición partió desde la segunda categoría regional; consiguió el ascenso a Preferente en la época mil novecientos cincuenta-cincuenta y uno y a Tercera División al término de la campaña mil novecientos cincuenta y tres-cincuenta y cuatro. Las actuaciones en la nueva categoría no resultaron demasiado exitosas: tras una quinta parte sitio en el debut, el propósito siempre y en toda circunstancia fue la permanencia y al acabar el año mil novecientos cincuenta y nueve-sesenta se consumó el descenso, puesto que fue colista en decimosexta situación.

A lo largo de la década de mil novecientos sesenta alternó la categoría de bronce con las regionales, sin continuar más de 2 temporadas seguidas en Tercera. El desarrollo demográfico de CD Leganés en ese tiempo motivó la construcción de nuevas instalaciones como el Campo Municipal Luís Rodríguez de Miguel, estrenado en mil novecientos sesenta y seis y sede de los encuentros locales a lo largo de más de 3 décadas. Siguió en Preferente hasta la época mil novecientos setenta y seis-setenta y siete, cuando ascendió a Tercera merced a la reorganización de la categoría y la ampliación de los conjuntos.

En el mes de noviembre de mil novecientos setenta y ocho aceptó la presidencia Jesús Polo, empresario manchego establecido en la localidad y que se sostuvo en el cargo hasta dos mil cinco.

El equipo mejoró sus resultados y en la época mil novecientos ochenta y cinco-ochenta y seis optó por vez primera al ascenso a la nueva Segunda División B; tras terminar vencedor del conjunto madrileño de Tercera, fue eliminado en la promoción por el C. D. Lugo. Un año después sostuvo la buena tónica y terminó tercero, mas esta vez si pudo subir. En la época mil novecientos ochenta y siete-ochenta y ocho la Federación De España amplió la Segunda B a 4 conjuntos, con lo que el CD Leganés consiguió una plaza por méritos deportivos. A lo largo de las 6 campañas que continuó en la división de bronce, jamás bajó del décimo sitio y firmó buenas actuaciones. Desde mil novecientos ochenta y nueve-noventa aceptó el banquillo Luis Ángel Duque, proveniente de las categorías inferiores, quien logró el tercer sitio.

Al final, el CD Leganés dio la sorpresa en la época mil novecientos noventa y dos-noventa y tres y subió por vez primera en su historia a Segunda División, con un juego centrado en la preparación física y la disciplina táctica. Tras terminar primero en la fase regular, se jugó la promoción en un conjunto con el Elche C. F., Xerez C. D. y C. F. Palencia, y no perdió un solo partido. El que certificó el ascenso, contra el Elche, se disputó el veintisiete de junio de mil novecientos noventa y tres en casa y concluyó con victoria local por 3:0. La plantilla de aquella temporada sumaba una edad media de veintidos años y la mayor parte no tenían contrato profesional, con lo que compatibilizaban el deporte con el trabajo o bien los estudios. El once inicial estaba formado por Javier Aguilera en la portería; Pizarro, Juanma, Mesas y Dorado en defensa; David, May, Fernando y Chuso en el mediocentro, y Peces y Antonio en la delantera. Además de esto, había canteranos como el asimismo arquero Mario Soria y el centrocampista Ángel Manuel Vivar Dorado.

Primera etapa en Segunda División

Para disputar la época mil novecientos noventa y tres-noventa y cuatro se sostuvo tanto a Luis Ángel Duque como al bloque del ascenso, con el propósito de asegurar la permanencia. El equipo pasó muchos apuros, en especial en la primera vuelta, mas al final consiguió consolidarse y se salvó en la última jornada. Un curso después, en mil novecientos noventa y cuatro-noventa y cinco, concluyó penúltimo y en el plano deportivo debía bajar a Segunda B. No obstante, no lo hizo merced a 2 sucesos: la reestructuración de la máxima categoría en la Liga de veintidos, lo que redujo las plazas de descenso, y los inconvenientes económicos del Palamós C. F. que terminaron con los catalanes en Tercera.

El veintiuno de septiembre de mil novecientos noventa y cinco se generó la conversión del CD Leganés en sociedad anónima deportiva. Jesús Polo sostuvo la presidencia.

La época mil novecientos noventa y cinco-noventa y seis deparó cambios. A canteranos como los defensas Mesas y Óscar Fernández, el centrocampista Alfredo y los delanteros Miguel Ángel y Rodri, se sumaron los fichajes de David Belenguer, Javi López y Miguel Melgar. De la mano de Luis Sánchez Duque, fichado del Getafe, todos cuajaron un buen año, en el que la entidad blanquiazul llegó a meterse en puestos de promoción. Mas un mal tramo final hizo que terminaran en octava situación, incluso de esta manera, hasta ese momento, la mejor clasificación de su historia. Consiguió repetirla en la campaña mil novecientos noventa y seis-97; despuntó de forma especial el atacante Moisés García con trece tantos en dieciseis partidos, por los que fue traspasado en el mercado de invierno al Celta de Vigo.

Luis Sánchez Duque dejó el CD Leganés en mil novecientos noventa y siete-noventa y ocho y fue reemplazado por Pedro Braojos, quien introdujo cambios en la plantilla. Si bien el bloque de canteranos se sostuvo, se sumaron fichajes que después dieron el paso a la máxima categoría: Catanha, Crescencio Cuéllar, Jesús Unanua, Llorens, Andréi Moj y un joven Samuel Eto’o, cedido por el Real Madrid. Por otra parte, el catorce de febrero de mil novecientos noventa y ocho se inauguró el nuevo Estadio Municipal de Butarque. Con avatares, el club concluyó decimotercero. Por año siguiente Braojos fue sustituido por Luis Sánchez Duque mas se firmó una situación peor: decimoséptimo, salvado en la última jornada.

La llegada de Patxi Puñal, Sergio Pachón y Merino no solventó la activa negativa del CD Leganés, que empezó la época mil novecientos noventa y nueve-dos mil en zona de descenso. Para remontar la situación, se contrató a mitad de temporada a Enrique Martín, que reemplazó a José Antonio Fernández tras caer goleado en Las Palmas 7:1. No fue hasta la jornada doce cuando consiguió su primera victoria frente al C. D. Badajoz, con un controvertido corte de balón del técnico local en un contraataque pacense, que le costó diez partidos de sanción. Esa victoria elevó la ética de un plantel que acabó decimotercero. Martín continuó en el banquillo hasta el final de la campaña dos mil-uno.

Para la época dos mil uno-dos se fichó a Ciriaco Cano como adiestrador, mas tras una mala ráfaga de resultados fue reemplazado por Carlos Sánchez Aguiar. El mayor logro de ese año fue la victoria frente al Atlético de Madrid en el Estadio Vicente Calderón por 0:2, en el año del ascenso colchonero. Aguiar se sostuvo por año siguiente, mas los malos resultados motivaron que fuera sustituido nuevamente por Enrique Martín. El CD Leganés concluyó decimonoveno, en puestos de descenso, mas se salvó nuevamente en los despachos: la S. D. Compostela bajó por impagos y los madrileños adquirieron la plaza. En aquella plantilla llegó a jugar Unai Emery, quién años después resaltaría como adiestrador.

Llegada y salida de Daniel Grinbank

En el mes de agosto de dos mil tres se hizo oficial que un promotor musical argentino, Daniel Grinbank, se había hecho con el control del CD Leganés y estaba presto a desarrollar un plan para subirlo a Primera División. En la práctica jamás se oficializó la venta de acciones, de tal modo que Jesús Polo sostuvo la presidencia, mas Grinbank sería el responsable de poner el presupuesto (seis millones de euros), facilitar la llegada de jugadores y crear una estructura de cantera. José Pekerman fue nombrado directivo deportivo, al paso que Carlos Aimar se transformó en el adiestrador.

En suma llegaron 15 futbolistas argentinos y un chileno, de los que los más conocidos en España eran José Chamot, Claudio Enría, Federico Domínguez, Nicolás Medina, Lucas Alessandria y Pablo Calandria. Solo continuaron 8 jugadores nacionales, si bien Pekerman quedó persuadido con el trabajo de Carcedo, Txiki, Macanás y el canterano Borja Pérez. El movimiento provocó una expectación no correspondida con resultados, puesto que se sostuvo en la zona media de la clasificación. El culmen fue la eliminatoria de la Copa del Rey frente al Real Madrid, donde los blanquiazules llegaron a la prórroga y perdieron por 3:4.

La baja afluencia al estadio y la escasa rentabilidad de la inversión provocó que Daniel Grinbank abandonara al club en el primer mes del año de dos mil cuatro y diera la carta de libertad a sus fichajes. José Pekerman se quiso quedar y trató de dirigir al bloque resultante, mas no pudo hacerlo pues no tenía licencia para adiestrar en España. Por otra parte, Carlos Aimar y la plantilla denunciaron que el empresario argentino les había dejado tirados. Además de esto, se descubrió que la adquisición jamás se había hecho oficial, ni en registro ni a efectos de la LFP. En una entrevista al diario El País, Grinbank aseguró haber perdido dos,5 millones de euros y justificó su decisión:

«El primero y esencial es que no hemos podido superar la percepción creada de que mi proyecto discriminaba a los españoles. Desde el comienzo la prensa más que crónicas de los partidos hacía informes del departamento de migraciones. Esto, y mi fallo al meditar que la comunidad argentina se iba a implicar en el proyecto, ha ocasionado que de los mil quinientos abonos de la época pasada solo se renovaran novecientos ochenta y asimismo un promedio de asistencia de cuatrocientos cincuenta personas de pago, muy bajo cualquier expectativa de ingresos. (…) el partido de Copa contra el Madrid me aproximó como una máquina del túnel del tiempo a lo que iba a pasar: jamás íbamos a poder ser rentables, ni en Primera.»

Jesús Polo aceptó nuevamente el control y contrató a Juan José Martín Delgado de adiestrador. La bastante difícil situación afectó a la entidad, que encadenó una serie de malos resultados y por último descendió a Segunda División B, en decimonovena situación.

Uniforme

El uniforme titular del CD Leganés consta de una camiseta blanca y azul a listas verticales, con pantalón blanco y medias blancas. En lo que se refiere a la equipación opción alternativa, es una camiseta verde con detalles en blanco, pantalón y medias verdes. Todas y cada una tienen impreso el escudo del municipio de la urbe. El fabricante es la compañía de España Joma.

Los colores propios del club son el azul y el blanco, presentes en el escudo y asimismo representativos de la urbe. No obstante, la presente equipación no se incorporó hasta finales de la década de mil novecientos cuarenta. En los primeros tiempos se emplearon diferentes modelos como una camiseta azul y grana, o bien una variación tricolor (verde, blanca y roja). Cuando la entidad se refundó en mil novecientos cuarenta y seis se adoptó una equipación verde, y poco más tarde se pasó a la presente.